Bass Assassin Sea Shad 15cm

Nuevo

El señuelo Sea Shad 15cm es un señuelo de la familia de los pikies fabricado por la marca Bass Assassin en varias combinaciones de colores. Un señuelo mítico con una buena fama merecida que pesca mucho gracias a su suavidad y movimiento a cualquier velocidad. Cada bolsa contiene 4 peces de vinilo, muy bueno para pescar lucio y black bass. 4 peces por envase.

Más información

8,95 €

Disponibliidad:En Stock

Todos los productos en existencias salvo error de almacén. Únicamente puedes añadir tantos productos como disponemos de cada variedad.

Imagen Modelo Precio Stock Añadir al carrito
343 Crystal Shad 8,95 € 3 o +

FICHA TÉCNICA Bass Assassin Sea Shad 15cm:

Longitud (cm) 15
Cantidad por envase 4

ACCESORIOS Bass Assassin Sea Shad 15cm:

MAS INFORMACIÓN Bass Assassin Sea Shad 15cm:

Como pescar con Bass Assasin Sea Shad 15cm
Para pescar con el señuelo Bass Assassin Sea Shad te recomendamos los siguientes montajes aunque existen muchos otros y variantes válidas también:
Montaje con jig heads: El más frecuente, sencillo y efectivo con cualquier especie de agua dulce o de mar, consiste en la utilización de un anzuelo plomado para atravesar el vinilo con más o menos peso en la cabeza según la profundidad a la que quieras pescar. El señuelo se presenta lanzando y recogiendo continuo o a diferentes ritmos para que el señuelo se mueva y vibre, también es muy eficaz en dientes de sierra por el fondo. Normalmente la recogida lenta e irregular acompañada de pausas es la que más picadas desencadena pero también en momentos de actividad una recogida rápida y errática puede ser muy efectiva. Ideal para pikies y grubs pero válido para cualquier vinilo, atención a la longitud del anzuelo, en Pescastock los tenemos disponibles normales y extralargos para que se adapten a cualquier vinilo.
Sistema Texas y Carolina: Dota al señuelo de un movimiento más natural, consiste en un anzuelo tipo Texas y un plomo de bala opcional montado por delante. Permite retrasar el anzuelo en el cuerpo del vinilo para señuelos largos sin restar movilidad. El movimiento del vinilo ideal es a pequeños saltitos por el fondo, alternando pausas y arrastrándolo poco a poco. También sin plomar a la caída y cerca de la superficie puede ser muy efectivo. El sistema Carolina es muy similar pero la plomada ha de estar en la línea a unos 30-40 centímetros del señuelo, así permite una libertad mayor del vinilo.